¡Adiós a una cara cansada! Tips infalibles para lograrlo



Llegó la hora de despertar...


Suena la alarma y la mayoría nos levantamos con un esfuerzo tal que pareciera que nos tenemos que despegar de la cama. Nos vemos al espejo y vemos la cara de dormida que tenemos ¿Así vamos a pasar todo el día?

Para que no te pase, tenemos para ti 3 consejos infalibles para lucir una cara radiante a pesar del cansancio.

Lava tu cara con agua HELADA
Para estos casos no es suficiente el agua fría, debe ser HELADA para lograr el efecto deseado. Al pasar muchas horas sobre la  almohada, sin moverse, nuestra cara suele amanecer hinchada. Cuando la lavas con agua helada ayudas a que los vasos sanguíneos se descompriman y así lograrás reducir la hinchazón. Funciona también si aplicas hielo o una manta muy fría por unos minutos sobre tu rostro. Consejo extra: si puedes, toma un baño con agua a la misma temperatura para ayudar a todas las células de tu cuerpo a despertar y energizarse.sa


Broncea, broncea, broncea.
Cuando no hemos dormido las horas suficientes que nuestro cuerpo requiere para reponer energías, estamos cansadas o desveladas, nuestra piel luce pálida y esto nos puede hacernos ver tristes, o hasta enfermas. Prueba aplicar un poco de autobronceador (acude a una tienda en donde te puedan ayudar a encontrar tu tono ideal) o iluminador después de tu crema hidratante. Tu rostro lo agradecerá y se verá radiante, con color y no quedarán rastros de que te has levantado arrastrando los pies.