Las Pirámides de Egipto como generadores de energía, últimas evidencias



Las Pirámides de Egipto como generadores de energía es una teoría polémica. No obstante, unos últimos descubrimientos evidencian sus propiedades electromagnéticas.

La Gran Pirámide de Guiza es aún enigmática en cuanto a sus propiedades físicas. En los últimos años se han venido encontrando mayores evidencias de dispositivos eléctricos, restos de combustión y también se han realizado estudios y experimentos que demuestran las propiedades electromagnéticas del coloso. En Código Oculto ya hemos hablado de esta teoría de una maquinaria antigua de generación de energía. Christopher Dunn es el ingeniero y arqueólogo pionero que inmortalizó esta teoría del generador eléctrico en su libro «The Giza Power Plant».


La idea es que las pirámides funcionaban como un gigante resonador acústico, creando intensas vibraciones desde el subterráneo y concentrando energía en las cámaras internas. Todo esto se lograba a partir de la combustión de hidrógeno (producido luego de mezclar zinc y ácido clorhídrico). Gran Pirámide de Giza: electromagnetismo y circuitos eléctricos

Una de las claves está en la llamada Cámara de la Reina, donde se han descubiertos restos de zinc y ácido clorhídrico. Otro elemento insólito es la presencia de unas piezas de cobre. Christopher Dunn está convencido de que tales piezas son terminales eléctricos tipo pin, ya que son las terminaciones de una línea de cobre incrustada en la roca. ¡Eso sería cableado eléctrico egipcio! También se encontraron unos símbolos pintados al lado de los terminales que podrían interpretarse como un diagrama de circuito eléctrico (!).


Lo más novedoso es la última investigación de julio de 2018 de un equipo de Físicos Teóricos alemanes y rusos de la Universidad ITMO de Rusia. Ellos calcularon que la Gran Pirámide es capaz de resonar con ondas de radio con una longitud de entre 200 y 600 metros y que en ese estado de resonancia masiva la estructura interna sería capaz de concentrar energía electromagnética en el centro