Cómo quitar las espinillas con sal




¿Estás harta de las espinillas? Si has probado de todo para eliminarte estas marcas de la piel pero no dejan de aparecer en tu rostro puede que llegue la hora de probar un remedio natural efectivo que conseguirá que tu piel luzca tersa y sin imperfecciones. 


La sal marina es una buena aliada para conseguir exfoliar, purificar y limpiar el cutis en profundidad consiguiendo, así, eliminar la presencia de puntos negros. ¿Quieres saber cómo? En este artículo de unComo te contamos cómo quitar las espinillas con sal de un modo sencillo, natural y muy eficaz, ¡ya lo verás!

La sal es un ingrediente natural que puede ayudarte a que luzcas un rostro libre de impurezas y con menos espinillas y puntos negros. Esto es porque actúa reduciendo la cantidad de grasa de la piel y, por lo tanto, quitando las bacterias que pueden causar que aparezcan estas imperfecciones en el cutis. Tienes que tener en cuenta que es mejor hacer estos tratamientos para las espinillas con sal marina porque tiene más propiedades naturales.


Una manera que tienes de quitar las espinillas es mezclando sal y leche, dos ingredientes que combinados consiguen exfoliar, limpiar e hidratar la piel sin necesidad de comprar productos cosméticos hechos con químicos. Para hacer este remedio casero tan solo necesitas mezclar en un recipiente un poco de leche y bastante sal hasta que te quede una pasta arenosa que no sea líquida. Aplica este producto sobre tu piel incidiendo en las zonas de la cara donde tengas más cúmulo de espinillas y puntos negros; hazlo cada día y poco a poco verás cómo tu piel está más saludable.

También puedes mezclar vinagre de manzana con sal para conseguir eliminar las espinillas y los puntos negros; el vinagre consigue desinfectar en profundidad las bacterias que hayan en la piel y, junto con la sal, conseguirán que tu rostro se vea mucho más limpio y sin impurezas. En este artículo de unComo te contamos cómo usar el vinagre de manzana en la piel para que veas todos los usos que le puedes dar a este ingrediente.

Para quitar las espinillas lo mejor es mezclar 2 cucharadas pequeñas de vinagre de manzana con una pizca de sal hasta que consigas formar una pasta. Aplica en el rostro haciendo un masaje circular para eliminar cualquier tipo de exceso de suciedad y deja que actúe en tu rostro durante unos 15 minutos. Después tan solo tendrás que enjuagarlo y repetir este proceso dos o tres veces por semana.

Una de las maneras más sencillas de aprovechar las propiedades de la sal es mezclarla con un poco de agua tibia o un chorrito de aceite de oliva y frotar tu rostro con esta combinación. Si lo haces con aceite, ten en cuenta que es un ingrediente grasiento que aportará hidratación, por lo que no será necesario que después te pongas la crema hidratante. Puedes repetir este tratamiento cada noche antes de ir a dormir y verás cómo tu cara se muestra más lisa y sin brillos.

La sal mezclada con arcilla verde y miel también puede usarse para eliminar las espinillas. Este es un remedio casero con el que haremos una mascarilla por lo que no podrás hacerlo más de 2 veces por semana. Lo único que necesitas es mezclar las mismas cantidades de los 3 ingredientes en un recipiente y remover hasta que quede una pasta con textura arenosa; aplícala sobre el rostro y frota bien la zona, después deja que actúe durante 10 minutos y enjuaga con abundante agua fría para que los porros se cierren bien. En pocos días verás cómo tu piel está mucho más bella.

El bicarbonato de sodio es también un aliado perfecto para incluirlo en nuestra rutina de belleza diaria. Se trata de un producto que actúa a la perfección como limpiador profundo, exfoliante y aclarador por lo que servirá tanto para quitar las espinillas como para borrar las marcas del acné. Para hacer este remedio de bicarbonato con sal necesitarás:

1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de jabón para la cara

Tendrás que mezclar los tres ingredientes en un recipiente hasta que quede una pasta homogénea; después, con la ayuda de un algodón, podrás aplicar la mezcla sobre las zonas de tu rostro donde abunden las imperfecciones. Deja que actúe durante 5 minutos y enjuaga con agua fría; repitiendo este proceso 3 veces a la semana sentirás que tu rostro está mucho más limpio.

Esperamos y te sirva nuestra información y nos des un LIKE!!